Archivo de la categoría: Movilizaciones

Contra la celebración del 28 de febrero y en apoyo de la manifestación convocada por el Bloque Crítico

MAIS

 

Desde el Movimiento Andaluz de la Izquierda Soberanista (MAIS), consideramos que el 28 de febrero de 1980, con la celebración del referéndum en el que se nos consultaba acerca del procedimiento preferido para acceder al proceso autonómico, se culmino el mayor acto de traición y embaucamiento perpetrado contra el Pueblo Trabajador Andaluz en los últimos decenios. El iniciado con otro referéndum, el de aprobación de la Constitución Española del 78. Aquel día, los trileros de la política nos cambiaron el autogobierno exigido el 4 de diciembre del 77, el derecho a ser nuestros dueños y los de nuestra tierra, por mera descentralización.

El 28-F no conquistamos nada, sólo nos ganamos el que se nos fuese concedido un sucedáneo de autogobierno, la autonomía, que conllevaba exclusivamente una delegación limitada de la gestión de una parte de las competencias del Estado Español. Lo que estaba en juego aquel 28 de febrero no era nuestro reconocimiento como pueblo ni como nación, y en consecuencia la recuperación de nuestra capacidad colectiva de autogobernarnos, nuestra soberanía, sino el tipo de competencias delegadas y el grado de capacidad de su gestión, según optásemos por la “autonomía de primera”, a través del artículo 151, o por la “vía lenta” del artículo 143.

Aquel 28 de febrero los andaluces y andaluzas nada logramos porque nada se podía conseguir. El marco constitucional surgido de la reforma de las instituciones franquistas, y por tanto de su continuidad, plasmado en la Constitución estatal en vigor, no admite ni permite admitir una nación andaluza, no reconoce ni posibilita el reconocimiento al pueblo andaluz y no devuelve ni ampara la devolución de nuestra libertad colectiva, de la soberanía nacional a Andalucía y la soberanía popular a los/as andaluces/zas. Aquel 28 de febrero, en cambio, si perdimos mucho; la posibilidad de contar con instrumentos reales para acabar con la dependencia y volver a ser libres. De ahí que desde unos postulados coherentemente nacionales y revolucionarios, los 28 de febrero no haya motivos para la celebración, si en cambio muchos para mantener la lucha.

Andalucía sólo tiene un día, el 4 de diciembre, su Día Nacional. La fecha que rememora aquella jornada en que el pueblo trabajador andaluz se hecho masivamente a la calle manifestando su voluntad de volver a ser, como reivindica nuestro himno. Aquella en que nos manifestamos en un gesto multitudinario de auto reconocimiento y de exigencia de nuestros derechos. El 28 de febrero ni es el Día de Andalucía ni una festividad para los/as andaluces/zas conscientes, sólo es el día de aquellos que acatan o defienden este “marco constitucional” y su “autonomía”, contribuyendo con ello a la perpetuación de nuestra negación como país y el mantenimiento del secuestro de nuestra soberanía. La Andalucía dependiente, expoliada y alienada de estos últimos decenios no es consecuencia de un determinado partido, actuación o normativa, está implícita en la constitución española y los estatutos de autonomía, y el 28-F la simboliza.

El 28 de febrero no es una fecha para festejar sino para combatir. Una Jornada de lucha por nuestra libertad y contra todas las agresiones que sufrimos por parte del Sistema. Un día para batallar contra España, el Capital, el Estado impuesto y su sucursal autonómica: la Junta de la Dependencia Andaluza. Ésta es la razón de que el MAIS haya decidido integrarse en el Bloque Critico y de que apoyemos la manifestación convocada por éste para ese día en Sevilla. El que tanto la plataforma como el acto propuesto poseen esas características de confrontación y reivindicación. Pero lo hacemos desde posicionamientos diferenciados e igualmente críticos.

Somos plenamente conscientes de que una tipología de unidad de acción en la lucha tan amplia como la representada por el Bloque, no puede sobrepasar unos mínimos asumibles por todos, pero esos mínimos no deben quedar limitados exclusivamente a metas cortoplacistas y por propuestas coyunturales. Deben aspirar también a rebasar el marco económico, social y político impuesto, si realmente pretenden ir a la raíz de las problemáticas para solventarlas.

Movilizar a las clases populares andaluzas contra todos los recortes, tanto los del gobierno estatal del PP como los del gobierno de la Junta del PSOE e IU. Defender el no al pago de la deuda, la defensa de unos servicios públicos, el pleno empleo, el reparto del trabajo sin una reducción salarial, el medio ambiente, el derecho a la vivienda y los de igualdad, incluso otros objetivos más ambiciosos como la nacionalización de la banca, la salida de la OTAN, la defensa de medidas de profundización democrática, la liberación de presos, la autodeterminación de los pueblos y la abolición de la monarquía, no resultan suficientes sin plantearse, más allá de una mención genérica, la denuncia de la opresión nacional, el expolio social y la explotación obrera. Sin incluir y proponer la recuperación de las libertades, del poder popular, los derechos de los pueblos, la erradicación de la esclavitud asalariada y sobrepasar la economía capitalista.

Comprendemos que no sería razonable exigir un programa común nacional y revolucionario entre colectivos que no todos compartirían ni tendrían porque asumir, pero si un proyecto radicalmente democrático. Que contenga retomar el concepto de la ruptura democrática, y se asiente sobre el principio de la superación de los límites del régimen surgido de la transición, y el establecimiento de unas nuevas bases políticas que rebasen las restricciones y no mantenga las imposiciones de éste: la supeditación al “libre mercado” y la obligatoriedad del Estado único. Ese capitalismo y esa España que constituyen los pilares conformadores del Sistema. No obstante, entendemos que estas aspiraciones son alcanzables y plasmables en un futuro, por lo que mantenemos un criterio favorable al Bloque Crítico, a nuestra participación en él y a su utilidad como marco de actuación en defensa de los intereses del Pueblo Trabajador Andaluz.

Queremos mostrar nuestra repulsa y profundo rechazo a todos los que amparados en falsos criterios de unidad y/o de eficacia, forman parte de la Plataforma Compromiso Social para el Progreso o se unen a sus actos, como sus manifestaciones del próximo 28-F. Una plataforma patrocinada por la Junta, los partidos gubernamentales (PSOE-IU) y los sindicatos al servicio del poder (CC.OO. y UGT), y cuyos fines reales son mantener el statu quo. Una Andalucía negada, ocupada, expoliada, dependiente y subdesarrollada. Un Pueblo Trabajador Andaluz sometido, oprimido, alienado y sin identidad. Una clase obrera indefensa, desposeída y explotada.

Desde el Movimiento Andaluz de la Izquierda Soberanista (MAIS) hacemos un llamamiento a todos los militantes y simpatizantes de la Izquierda Soberanista, a todos los revolucionarios andaluces, a participar en la manifestación alternativa convocada en Sevilla el 28-F por el Bloque Critico, y a sumarse a cuanta otra actividad sea realizada o promocionada por él.

¡Viva Andalucía libre y socialista!

En Andalucía, a 25 de Febrero de 2013

Mesa Nacional del MAIS
maisnacional@gmail.com

Anuncios

Marcha del Sindicato Andaluz de Trabajadores/as (SAT) contra la represión

marcha represión

 

Como ya sabéis la represión contra nuestro sindicato cada vez es más fuerte, son ya más de 500 procesados y procesadas, nos reclaman 400.000 euros en multas y 50 años de cárcel teniendo pendiente aún juicios como el de Mercadona y los de los 40 detenidos y detenidas durante las marchas obreras Andalucía en Pie, lo que nos pondrá en 70 años de cárcel, medio millón de euros y acercarnos a los 600 sindicalistas metidos en procesos judiciales.

El SAT ya ha pagado cerca de 200.000 euros en multas. El Gobierno intenta así estrangular económicamente al sindicalismo andaluz de clase para impedir el desarrollo de esta herramienta de lucha en manos de la clase trabajadora y el pueblo andaluz.

Por todo ello hemos considerado que es hora de hacer una gran movilización que denuncie la represión que estamos sufriendo. Somos el sindicato más represaliado de Europa y esto hay que hacerlo saber.

Hemos escogido el día 11 de Enero por ser una fecha señalada por la represión, ya que un 11 de Enero se produjeron los asesinatos de Casas Viejas. Hoy como ayer, el mundo trabajador es perseguido, ayer con balas y hoy con multas millonarias y penas de cárcel.

Os pedimos no solo que participéis personalmente en esta movilización sino que llaméis a la rebeldía en vuestro entorno para que seamos miles los que llevemos nuestras banderas y nuestras consignas hasta las puertas de la cárcel de Morón.

Movilizaciones por el 4D en Granada, Jaén y Málaga

jaén 4

Jaén

granada

Granada

málaga

Málaga (acto nacional y unitario)

[Sevilla] Manifestación contra la impunidad de Israel y la ocupación de Palestina

Estimados compañeros:

Numerosos colectivos sociales, sindicales y políticos han convocado una manifestación en solidaridad con el pueblo palestino y de denuncia de la impunidad con la que Israel comete sus crímenes para recordar a las instituciones andaluzas la obligatoriedad, por ser firmante el Estado Español de la IV Convención de Ginebra relativa a la población bajo ocupación, de tomar las medidas necesarias para evitar nuevas masacres como la causada por los recientes bombardeos sobre la ciudad de Gaza y los campos de refugiados aledaños.
¡Basta ya de agresiones e impunidad!

[Nacional] Movilizaciones unitarias del sindicalismo de clase andaluz

ImagenImagenImagenImagen

Imagen

 

http://www.sindicatoandaluz.org/

Con Soberanía las bases no estarían

 

Desde la izquierda soberanista andaluza, las organizaciones políticas que formamos la Mesa Andaluza de la Izquierda Soberanista (MAIS) hacemos un llamamiento al Pueblo Trabajador Andaluz a acudir a las marchas contra la existencia de las bases militares extranjeras. Acabar con las mismas constituye una necesidad imperiosa e ineludible.


En primer lugar por una cuestión de soberanía. Andalucía no puede tolerar unas bases militares extranjeras enclavadas en su propio territorio, sin haber sido decidido por los andaluces y sin que estos tengan ninguna capacidad de control sobre las mismas y sus actividades. Ni durante el franquismo, ni ahora en esta supuesta democracia, hemos sido tan siquiera consultados al respecto. Nada hemos dicho y nada podemos decir, en lo que constituye una prueba más de la falta de autogobierno real que padecemos al carecer de soberanía. Ésta “autonomía” no es más que otra expresión de vasallaje, que, a la larga, nos ha traído la situación actual de dependencia económica y sumisión política.


En segundo lugar por nuestra seguridad. Las bases militares extranjeras en nuestro país han sido y son  aún utilizadas por los imperialistas europeos y norteamericanos, y su organización terrorista la OTAN, para amedrentar, oprimir e invadir a otros pueblos, por lo que sus instalaciones constituyen objetivos de represalia para todos aquellos que se sientan amenazados o agredidos desde las mismas. Esto nos convierte a todos los andaluces en blancos de sus posibles acciones y, como consecuencia, nos mantiene en una perpetua situación de riesgo en nuestra seguridad colectiva. Éste riesgo ha aumentado considerablemente al pasar a formar parte la base de Rota del llamado “Escudo Antimisiles”. Los destructores americanos y las armas nucleares no hacen sino poner a Andalucía en una situación de mayor peligro ante una posible escalada militar. Además del peligro añadido que conlleva la propia existencia de armamento atómico.


En tercer lugar por la paz y la solidaridad. Andalucía ha sido siempre y debe aspirar a seguir siendo una tierra de paz. El Pueblo Trabajador Andaluz debe rebelarse contra el que su territorio sea utilizado como lugar desde el que atacar a otras naciones y para asesinar masivamente a sus pueblos. Debemos denunciar el silencio cómplice de cierta “izquierda” y supuestos “andalucistas”, frente a la opresión imperialista de los pueblos hermanos del Tercer Mundo, garantizada por las máquinas de guerra que salen de bases como Rota, Morón o Gibraltar. Aunque los panfletos de los medios de desinformación hablen de “extender la democracia”, cada vez más gente se da cuenta de que, detrás de las campañas bélicas contra países como Iraq, Afganistán o Libia, no está sino la pretensión de controlar las materias primas, como el petróleo, y garantizar los intereses geo-estratégicos de estados imperialistas como los EE. UU. o los de la Unión Europea, incluido el propio Estado español. Idéntica voluntad se esconde tras las provocaciones a Irán y la intervención camuflada mediante mercenarios contra la soberanía de Siria.


Merece una reseña especial el intento de chantaje que padece el Pueblo Trabajador Andaluz , especialmente  los habitantes de las poblaciones cercanas, que aprovechando las carencias y necesidades que sufre como consecuencia de la crisis-estafa provocada por el Capital, los gobiernos europeos, norteamericano y español están ejerciendo, con la pretensión de hacerles aceptar dichas bases como única posibilidad de obtener trabajo. Rota, Morón y Gibraltar se merecen un tipo de desarrollo más digno que el basado en el crimen de estado. Un desarrollo basado en unos planes de empleo autóctonos, ligados al tejido productivo propio y no en la muerte de inocentes. Un desarrollo que no les haga cómplices de la “lógica” militar imperialista y asesina del Estado Español, la Unión Europea y los Estados Unidos de América.


Por todo ello: contra la ocupación de nuestro territorio y su utilización para invadir y asesinar. Por nuestros derechos y nuestra seguridad. Por la libertad de todos los pueblos. Contra el uso de los recursos en gastos militares en lugar de en inversiones sociales y en la creación de empleo. Por la salida de la OTAN y el cierre y la totalidad de las bases militares extranjeras situadas en nuestra nación.  Por la potenciación de un movimiento antiimperialista en el centro mismo del Sistema. Por un futuro para la humanidad de igualdad, justicia, paz, solidaridad y apoyo mutuo. Todas y todos a las marchas.


Éste año hacemos un espacial hincapié a asistir masivamente a la marcha contra la base militar de Rota, como consecuencia del acuerdo establecido a espaldas de los andaluces, entre los gobiernos español y estadounidense, para su ampliación, la prorrogación de su periodo de existencia y el establecimiento permanente en ella de buques de la séptima flota norteamericana dotados con misiles de largo alcance con capacidad nuclear.


¡Con soberanía las bases no estarían!

¡Contra la OTAN y el imperialismo, soberanía de los pueblos y socialismo!


Marchas:

  1. 27 de octubre, sábado, a las 12´00 horas, desde el paso de la Nena, marcha contra la Base de Morón.
  2. 27 de octubre, sábado, a las 12´00 horas, frente a la verja de acceso al Peñón, concentración contra la base de Gibraltar.
  3. 28 de octubre, domingo, a las 12´00 horas, desde el Parque Calderón del Puerto de Sta. María, marcha contra la base de Rota.

   MESA ANDALUZA DE LA IZQUIERDA SOBERANISTA
(Andalucía Comunista, Jaleo!!!, Juventud Independentista Revolucionaria Andaluza, Nación Andaluza, Red Roja Andaluza e independientes)

 

Movilizaciones nacionales por el Día Internacional de Lucha Estudiantil [11-O]

Imagen

 

Cádiz, 18 horas, manifestación, desde la Facultad de Medicina (Plaza Fragela, Teatro Falla)

Granada, 12 horas manifestación, desde los comedores universitarios

Jaén, 13 horas concentración, en la Subdelegación del Gobierno

Sevilla, 18 horas, concentración en el rectorado de la US

Todas las movilizaciones (nacionales e internacionales) pinchando aquí: http://11×12.wordpress.com/2012/10/09/todas-las-convocatorias-para-el-dia-11-de-octubre/